Los periodistas que mataron a Doña Florinda

Juan Francisco Beltrán

La falsa muerte de Florinda Meza, lanzada como rumor en Twitter el domingo 16 de enero, se convirtió en pocos minutos en TT (Twitter trend o tema del momento).

La situación quedaría solo en anécdota si no fuera porque periodistas y medios de comunicación se tomaron la falsa muerte de Doña Florinda como una verdad y lanzaron la información o retuitearon a otras cuentas que lo hicieron.

¿Twitter es una zona franca para decir y hacer lo que no decimos y hacemos en público o en los medios? No. Definitivamente no. Para el periodista es una herramienta más.

Twitter es un espacio donde la inmediatez es fundamental, pero en donde debe prevalecer la confirmación, la contrastación y demás exigencias de rigor periodístico.

La “muerte” de Doña Florinda empezó cuando la cuenta @paty_chapoy lanzó la supuesta primicia: “Efectivamente me acaban de confirmar la muerte de Florinda Meza”.

Y ahí cayeron muchos. La cuenta mencionada es “fake” (falsa) y en Twitter hay al menos seis a nombre de Patricia Chapoy (periodista mexicana de espectáculos).

Pero no es la primera vez que esto sucede. Los tuiteros ya han “matado” a Chespirito, esposo de Doña Florinda, y más personajes, como Gustavo Cerati o Fidel Castro.

En esta semana, otras dos “muertes” se convirtieron en TT, la de Nelson Mandela y la de Justin Bieber. Y la cosa se va convirtiendo en una moda.

Los periodistas no nos podemos escudar en que solamente fue un retuit o que difundieron lo que otros ya habían lanzado. El retuit, posibilidad que nos da Twitter, nos hace corresponsables. Retuitear un rumor falso es ayudar a difundirlo, es expandir una mentira. Es, en definitiva, mentir. Y no vale anteponer la frase “información no confirmada”, que es un eufemismo para rumor.

Estas son las enseñanzas de la falsa muerte de Florinda Meza: el rumor no es noticia, no se debe especular, hay que confirmar, contrastar versiones, revisar informaciones, confirmar datos, dudar de las fuentes… Todas estas son enseñanzas que como periodistas hemos ido aprendiendo poco a poco. Eso no es novedad.

Lo que parece nuevo es que todo eso también deben hacerlo los periodistas tuiteros. Ese es el trabajo pendiente para ellos: darse cuenta de que en Twitter siguen siendo periodistas.

@jfbeltranr

Anuncios

Un comentario en “Los periodistas que mataron a Doña Florinda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s