No se case con un periodista

Dos enseñanzas en una escena de poco más de cuatro minutos: lo que pueden llegar a hacer los periodistas para atraer al público y el riesgo de casarse con un o una (valga aquí la precisión) periodista.

El director de cine Billy Wilder “despotrica contra el periodismo, conviene que la prensa sólo da lectura para un rato y que el periódico termina como envoltorio de unas raspas de arenque en un cubo de basura”, afirma Emilio Calvo en Muchocine.net.

Aquí un fragmento de Primera plana, un clásico del cine sobre periodismo, de Billy Wilder:

“Cuidado con el Periodismo (con mayúscula) porque engacha. Cuidado con otro tipo de periodismo porque manipula y engaña”, lo dice Alberto Calero, en su blog “No DiGo Lo QuE No PiEnSo” (así, en altas y bajas).

Vaya este fragmento de la película en homenaje a aquellas personas casadas y apasionadas por el periodismo que terminaron bien. Y, claro, también a aquellos que siguen casados ;-).

@Columna5