Cómo manipular una foto sin usar Photoshop

Una foto publicada por diario El Mundo generó una ola de protestas y discusiones en España, sobre todo a través de Twitter, y terminó como tema del momento (trending topic) con etiquetas o hashtags como #paraulesambETA, Pedro jETA y #yotmbsoyELMUNDO. Algunos hasta se lo tomaron a broma.
El debate que se desató con el texto Esos periodistas pillines, del blog Loca Academia de Vaders, llevó a Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, a decir que esa fotografía “es de Pulitzer” y que la defenderá “hasta q el infierno se hiele”.

¿Una foto, sin haberla tocado, puede manipular los hechos?
Evitemos la discusión de objetividad y subjetividad en los medios. No es ese el tema del debate, sino la intención clara, en este caso, de calificar a un grupo de manifestantes como miembros o simpatizantes de un grupo ilegal.
“En cualquier imagen siempre está presente la subjetividad del fotógrafo”, dice Alejandro Castellote, historiador de fotografía, en un argumento publicado en El Mundo a propósito de la foto polémica.
Es verdad, pero una cosa es subjetividad, consciente o no, y otra muy distinta es el ánimo de torcer los hechos, por la posibilidad que tiene la cámara fotográfica de forzar los ángulos, encuadres, enfoques, el uso de zoom o gran angular para mostrar algo que, si bien no necesita de la manipulación física de una imagen, da una idea errónea de lo que sucedió.
.
En la siguiente foto lo que vemos es algo que parece un cartel de ETA, el repudiado y criticado grupo armado separatista vasco*, en una manifestación en donde predominan las ikurriñas o banderas del País Vasco (o Euskadi, en idioma vasco, -o eusquera-):

En esta foto, con menos claridad, se ve algo similar:

Ambas fueron publicadas en El Mundo. ¿Para un Pulitzer? Un poco exagerado.

Esta es una foto completa, donde ya no se ve la palabra ETA de forma aislada, sino la frase que traducida es “No a las imposiciones. Somos una nación”:

El hecho principal es que en esta manifestación no existió lo que el medio publicó (o insinuó) en estas dos fotos. Quienes estuvieron dicen que no hubo ningún cartel de ETA.

¿Subjetividad? No, manipulación.
El fotógrafo de los medios es un periodista. Y su misión es llevar información, toda la posible, necesaria e importante para mostrar un hecho. Todo esto, siempre, está atravesado por la subjetividad, pero el rigor periodístico permite que esa subjetividad no predomine sobre la información que damos al público.
“La información siempre es representación”, dice Pedro Jota, una búsqueda de “lo que resuma mejor –con palabras o imágenes- aquello que nos parece esencial en lo que está sucediendo”.
Ese enunciado es verdad, pero resumir “aquello que nos parece esencial” no incluye ubicar un calificativo velado contra un grupo de personas.
Salvador Sostres, en su columna de El Mundo, se atreve más y dice que “toda fotografía es una opinión”. Pues no, no siempre es ni debe ser así.
El periodismo es informar, como dice Jordi Pérez Colomé (segundo comentario en este enlace). Y la opinión “no es periodismo”, agrega.
Pedro J. tiene su opinión, su certeza, que es la misma que transmite El Mundo con esa foto: “si convoca la ‘izquierda abertzale’, se pide la legalización de Batasuna, se denuncia la ‘criminal’ política penitenciaria y lo hacen Erkizia y cia, todo eso sucede bajo la sombra tutelar de ETA”.
El periodista, el mejor y verdadero periodista, es el que duda, no el que tiene certezas. La duda le lleva al periodista a preguntar, a buscar, a investigar, a encontrar nuevos datos y versiones. A mostrar, en definitiva, más elementos de un hecho que permitan su mejor interpretación.
Cuando abrimos un periódico, prendemos la radio, la TV o navegamos por Internet en busca de noticias, ¿qué es lo que buscamos? Información, es decir, herramientas para conocer nuestro entorno y tomar las mejores decisiones para nuestro beneficio. Quien da certezas, ratifica ideas, refuerza prejuicios de quien le lee o escucha, no cumple su función de periodista.
“Quienes compran EL MUNDO quieren que esa interpretación corra a cargo del periódico, aunque sea una interpretación abierta que ellos siempre podrán contrastar con la de otros medios o con su propia percepción de la realidad”, dice Pedro Jota.

Rigor periodístico
¿Qué es rigor periodístico para un fotoperiodista? Es mostrar la mayor cantidad de ángulos y encuadres posibles, pero sobre todo reflejar los hechos como los vio, apropiarse de la mirada de otros y capturarla. Suena a poesía, pero eso es lo que se debe hacer. Suena a irrealizable, pero la perfección, aunque inalcanzable, es un objetivo que nos permite acercarnos o llegar a la excelencia.
Castellote dice que “manipular una fotografía en el sentido estricto sería cuando se modifica el estado de las cosas a través de programas como Photoshop porque estarías mostrando algo que no ha pasado”. Sí, pero también hay otras formas de manipular los hechos con una fotografía.
Supongamos que, en el caso de la foto de los falsos etarras, el fotógrafo llega mucho antes o después de la manifestación y toma fotos de calles vacías. No hay manipulación fotoshopera, pero sí una tergiversación de los hechos. Un manipulación, en fin
En el mismo caso, si el fotógrafo toma la foto de la cara de uno de los asistentes que, por una mueca inesperada, transmite odio, violencia, agresividad, y escoge esa foto para ilustrar una manifestación pacífica, estará manipulando.
Si, otra vez en el mismo caso, el fotógrafo encuadra de tal manera que en la foto salga una palabra, cualquiera, para describir o calificar de forma indirecta a los manifestantes, pues estará manipulando.
En fotoperiodismo es más difícil alcanzar a mostrar el todo de un hecho. Las fotos, como bien dice Castellote, “son sólo fragmentos de la realidad”. Un texto o un video muestran también fragmentos, pero hay la posibilidad de mostrar una mayor cantidad, lo que da una idea más general de un hecho. Que una sola foto logre captar toda la esencia de un hecho es cosa de maestros o de la suerte.
Sin embargo, Pedro J. Ramírez dice, en su cuenta de Twitter @pedroj_ramirez, “Pocas veces una foto reflejó tan bien la realidad como ese encuadre de las letras ETA dentro de un lema abertzale q escandaliza a algunos”. Y admite que “la foto sí insinua q los manif apoyan a ETA”.

“La foto es falsa”
¿No creen Castellote, Sostres o PedroJota que es así? Pueden, entonces, debatirlo con Arcadi Espada, quien escribió hace unos años sobre algo que definió como “la retórica de la ficción en la narración de los hechos”. (Enlace a Vista general sobre la playa, de Arcadi Espada, acá).
“Algunos fotógrafos aspiran a fotografiar los símbolos aunque sea a costa de los hechos”, dice Espada, periodista que escribe en El Mundo.
Y continúa: “Hay una manera radical de enfrentarse a la verdad de una foto: preguntarse qué hay al lado, precisamente. Si se abre el ángulo y lo que se muestra es contradictorio con el original seleccionado, entonces la foto es falsa”.
Eso, todo lo que dice Espada, bien se puede decir de la foto de los falsos etarras.
Más adelante, sobre una foto tomada en el año 2000, Espada dice que “la fotografía no capta un hecho. Lo construye”.
¿Y si lo que construye es una visión diferente de lo que sucedió, es manipulación? Mi respuesta: sí.

Actualización:

Arcadi Espada escribió en El Mundo, el sábado 17 de septiembre, el artículo InpoSAKEtarik sobre la fotografía de Justy García Koch.

Entre otras cosas dice que el periodismo exige que los prejuicios se contrasten con la realidad que, por desgracia, existe”. Y sugiere, otra vez, que los fotógrafos abran el encuadre pues así se nota la diferencia ente ‘ETA’ e ‘Inposaketarik’.

“El relato periodístico selecciona determinados detalles de lo real, pero la selección tiene reglas, dice Espada y concluye el texto diciendo que el fotógrafo ha confeccionado “un emotivo póster. Y no se registra esa categoría entre los pulitzers verdaderos”.

Acá una imagen del artículo, tomada del blog e-pesimo:

Pedro J. respondió  vía Twitter (1, 2 y 3): “Me pedís q comente el artículo d Arcadi: 1) Prueba q en EM hay pluralismo y se puede rebatir al director. 2) El texto es brillante pero su gran error estriba en q EM no pretendió q nadie creyera que en la pancarta se hablaba de la organización ETA. X eso no fue portada y x eso no hubo ningún columnista (o lector) q pidiera medidas contra los organizadores y x el falso escándalo estalla 20 días después”.

*Usamos esta definición de ETA, que es la que usa la BBC, un medio conocido por su equilibrio en el tratamiento informativo. Antes, la definición era “grupo independentista vasco de izquierda”.

Enlaces de interés:

@jfbeltranr

11 comentarios

Archivado bajo Periodismo

11 Respuestas a “Cómo manipular una foto sin usar Photoshop

  1. Hola, soy la autora del post que inició la polémica.
    Gran artículo. Seguiré leyéndote.

    Las palabras de Pedro J. “Quienes compran EL MUNDO quieren que esa interpretación corra a cargo del periódico, aunque sea una interpretación abierta que ellos siempre podrán contrastar con la de otros medios o con su propia percepción de la realidad”, me parecieron un insulto a sus lectores.
    Si yo fuera lector militante de El Mundo y leyera esto, lo único que podría interpretar es que me están llamando gilipollas.

    Un saludo

  2. Hola Juan Francisco:
    ¡Qué bueno que se genere ese debate! Creo que enriquece al periodismo y principalmente a la democracia ya que fortalece la conciencia crítica del lector y también del periodista.
    En la Argentina en los últimos años se ha mostrado explícitamente que toda noticia es un recorte de la realidad y que la sustenta un interés (de parte del medio emisor, del periodista, del lobby, etc.) por lo cual ninguna noticia es aséptica.
    Entonces el rigor periodístico -del periodista pero también del lector- implica comprender todas las subjetividades posibles de un mismo hecho para no quedarse con una mirada parcial.
    Saludos,

    • juanfranciscobeltran

      Sí, toda noticia es un recorte de la realidad, pero como dice Arcadi Espada en una actaulización que acabo de poner aquí, “El relato periodístico selecciona determinados detalles de lo real, pero la selección tiene reglas“.

      Saludos,
      JF

  3. Sí, es sin duda una manipulación, pero dadas las circunstancias, es una forma sutil e ingeniosa de expresar el espiritu subyacente al acto. Si no había apología de eta es porque es ilegal, pero todos sabemos lo que esta gente piensa sobre eta, aun que no se atrevan a decirlo.

    Saludos.

    • juanfranciscobeltran

      Interpretar “el espiritu subyacente al acto” requiere el trabajo de un vidente o de la subjetividad del periodista. Ni lo uno ni lo otro entran dentro de lo que exige el rigor periodístico.

      Saludos,
      JF

  4. Cuando se hace una foto, hay que encuadrar y al encuadrar estamos eliminando el 90% de a escena real y eligiendo el 10% que más nos interesa. Es imposible ser objetivo, aunque se quiera, y nunca se quiere. Se quiere expresar la “objetividad” del propio pensamiento o del que te paga o de lo que quieren ver los que compran el periodico.
    Lo del rigor periodistico, si alguna vez existió, se debió extinguir hace mucho, antes de que yo naciera, antes de que existiese la imprenta y la escritura.
    Cada uno paga por la interpretación de la realidad que confirme sus creencias, y lo demás es pura utopia, porque nadie paga para que lo contradigan, para que fastidien con ideas ofensivas.

    Saludos.

    • juanfranciscobeltran

      Es verdad que muchos pagan por la interpretación de la realidad que confirme sus creencias, ¿pero es eso lo que debe hacer el periodismo, el verdadero periodismo? Yo creo que no, que, como alguna vez dijo el reconocido periodista colombiano Javier Darío Restrepo (http://www.fnpi.org/consultorio-etico/consultorio/) en un taller al que asistí, el periodista no es un mesero que sirve a su público lo que éste le pide. No, en realidad el periodista debe ofrecer lo que le sea más útil a su público. Y en eso se incluye cosas que no siempre son las que quieren oír, pero que llevan, si el periodista es bueno, una carga de equilibrio y honestidad.
      Cuando eso sucede, no tiene por qué ser una idea ofensiva para nadie, por más que pongan en duda nuestras creencias individuales. Todo el que tiene creencias absolutas e inamovibles está cerca del fanatismo… Y, en fin, sabrás bien lo que pasa en esos casos.

      Saludos,
      JF

  5. Entiendo que el objeto del artículo no es ese, pero creo que deberías haber citado en el texto el post del blog que inició la polémica, en lugar de relegarlo al final en “enlaces de interés”. Es una opinión, claro. Por lo demás, excelente artículo.

  6. Pingback: Lo más leído del año 2011 en el blog La Columna Quinta | La Columna Quinta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s